Entrenador personal » Blog » Entrenamiento HIIT: qué saber antes de ponerlo en práctica

Entrenamiento HIIT: qué saber antes de ponerlo en práctica

Es probable que hayas oído hablar de los entrenamientos HIIT, pero es posible que no sepas exactamente lo que eso significa. E incluso si lo haces, tal vez estés buscando más información sobre esta popular rutina. 

Este entrenamiento ha ganado popularidad en los últimos años, incluso se ha convertido en una de las principales tendencias de ejercicio físico en la actualidad. Entonces, ¿de qué se trata este tipo de entrenamiento? ¿Qué pasa con HIIT para ser tan popular?

Descubre qué es el entrenamiento hiit, sus principales beneficios y cuáles son los riesgos de estos ejercicios de alta intensidad. ¡Cuándo lo conozcas desearás incluirlo en tu rutina!

 

Entrenamiento HIIT qué es

HIIT corresponde a las siglas High-Intensity Interval Training, en español se traduce como Entrenamiento Interválico de Alta Intensidad. Es una técnica de entrenamiento en la que se realiza un esfuerzo del 100 % a través de ráfagas de ejercicio rápidas e intensas, seguidas de períodos de recuperación cortos.

Este tipo de entrenamiento aumenta y mantiene la frecuencia cardíaca alta y quema más grasa en menos tiempo. Puede comenzar lentamente y volverse más rápido de un ejercicio a otro. Por lo general, el entrenamiento cardiovascular y de fuerza se combinan para crear una rutina de entrenamiento en intervalos de alta intensidad completa.

Como norma general, un entrenamiento HIIT tiene una duración de entre 10 y 30 minutos como máximo. Al ser una disciplina más agresiva y potente es importante no superar el tiempo recomendado.

Existen distintos tipos de entrenamiento HIIT  según las necesidades y preferencias de cada persona. Conocer todos ellos te permitirá elegir el mejor para ti.

tipo-entrenamientoHIIT-min

Beneficios ejercicios de alta intensidad

No te dejes engañar por el corto tiempo de entrenamiento, a pesar de esto, los beneficios para la salud son similares al doble de ejercicio de una intensidad moderada. De hecho, gracias a los numerosos beneficios que aporta al organismo, es por lo que es una de las últimas tendencias de entrenamiento.

Aumenta tu metabolismo

Varios estudios demuestran la capacidad del entrenamiento HIIT para incrementar la tasa metabólica incluso 48 horas después del ejercicio. Esto significa que seguirás quemando grasa incluso después de salir del gimnasio.

Rápido y efectivo

Atrás quedaron los días de no tener suficiente tiempo para hacer ejercicio. Uno de los principales beneficios de los ejercicios de alta intensidad es su corta duración, no más de 30 minutos al día. Adiós a las excusas sobre la falta de tiempo.

Corazón más sano

El entrenamiento de alta intensidad produce resultados asombrosos. Algunos estudios de expertos del sector demuestran que después de ocho semanas de hacer entrenamientos HIIT, las personas podían ir en bicicleta el doble de tiempo que podían antes de este tipo de entrenamiento, mientras mantenían el mismo ritmo.

Incluso puede reducir la presión arterial más que el ejercicio de intensidad moderada, en especial, en las personas con sobrepeso u obesidad con presión arterial alta.

Disminuye el azúcar en sangre

El azúcar en sangre se puede reducir practicando de forma continua entrenamientos HIIT, incluso es capaz de mejorar la resistencia a la insulina, según recientes estudios. Estas mejoras se han observado tanto en individuos sanos como en diabéticos.

¿Cuáles son los riesgos del entrenamiento HIIT?

A pesar de la gran cantidad de beneficios de los ejercicios de alta intensidad hay algunos riesgos del entrenamiento HIIT qué hay que tener en cuenta para poder evitarlos o adaptar la rutina a tus necesidades.

Los deportistas principiantes deben tener cuidado: si saltas directamente al extremo entrenamiento HIIT, corres el riesgo de sufrir lesiones y tirones musculares. 

Según las estadísticas de algunos estudios del sector, las personas que realizan entrenamientos en intervalos de alta intensidad tienen un mayor riesgo de sufrir lesiones, especialmente en las rodillas y los hombros. 

¿Por qué? No solo sus músculos y otros tejidos no son lo suficientemente fuertes para manejar esa intensidad, sino que es probable que no conozcas tu cuerpo lo suficiente como para reconocer cuándo es el momento de retroceder o detenerse por completo. Ese tipo de conocimiento solo se obtiene a medida que se adquiere más experiencia con el ejercicio.

Además, es importante saber cuándo descansar de este tipo de entrenamiento pues no es recomendable que se realice todos los días. Al ser ejercicios de alta intensidad, tu cuerpo necesita reposar. No es necesario dejar de entrenar un día, puedes combinar el entrenamiento HIIT con otros entrenamientos de intensidad moderada.

Debido a todos estos riesgos, es recomendable practicar este tipo de entrenamiento de alta intensidad con un entrenador personal para poder sacar el máximo partido a los beneficios que aporta a tu organismo sin peligro de sufrir ningún riesgo.

 

Un entrenador personal en Madrid, como el equipo de profesionales de Estudio Life, puede ayudarte a integrar este entrenamiento de forma correcta a tu rutina de ejercicio. Disfruta de este beneficioso y divertido entrenamiento ¿a qué esperas para probarlo?

Por favor, comparte...

4 comentarios en «Entrenamiento HIIT: qué saber antes de ponerlo en práctica»

    • Hola.
      Todo depende de la pisada que tengas, tu fisiología o patologías.
      Es muy personalizado e importante el calzado que ha de llevarse tanto en tu vida diaria como en el deporte. Por experiencia muy poca gente le da la importancia que tiene.
      Salir a correr es un deporte de constante impacto que repercute desde la planta de tu pie hasta tu cuello y el HIIT es un sistema de entrenamiento que puede incluir impacto o no, aunque frecuentemente se usa el impacto para subir más las pulsaciones aunque no sea necesario, ya que lo ideal es que este basado en movimientos por cadenas musculares o muchos grupos musculares a la vez para generar ese tipo entrenamiento metabólico.
      En cuanto si se deben usar las mismas zapatillas personalmente te diría que no. Yo tengo mis zapatillas de salir a correr y otras distintas para entrenar, el mejor especialista que lo puede valorar es tu fisioterapeuta y el podólogo.
      Los nuevos estudios y lo que está actualmente de moda son las Barefoot para que aprendas a pisar con toda tu planta del pie. Ten en cuenta que no puedes pasar de unas zapatillas acolchadas a unas Barefoot en unos días, necesita un proceso y según tu fisiología pueden ser convenientes o no.
      Espero haberte ayudado y muchas gracias por contactar con nosotros.

      Responder
  1. Magnífico artículo.
    Yo los hago, dejé de correr por temas físicos y “de cabeza”, tuve un episodio de ansiedad generalizada y me daba miedo hasta correr por las pulsaciones… como tratamiento de choque ahora hago 4-5 días gym (fuerza) y 2 HIITS semanales. En bici o trote y caminar en cinta.
    Y me pongo a 160 a veces😄. Tengo 52 años y con una prueba de esfuerzo que alcance las 183 ppm.
    Hoy mismo hice uno y estoy reventado: 4×4’ con 3’ de descanso entre series andando y al trote con mucha inclinación. ¿Te pasa a ti que después de horas aún no recuperas el ritmo cardiaco normal? Yo por ejemplo ahora estoy entre 75-80ppm cuando normalmente estoy entre 60-70 cuando estoy en reposo.
    Gracias!

    Responder
    • Hola Juáncar.

      Es normal no recuperar las pulsaciones basales después de un Hiit ya que es un entrenamiento metabólico basado en subir pulsaciones y llegar a tu máximo.
      El índice de recuperación cardiaca, es decir cuanto tardas en recuperar el ritmo cardiaco normal, es una forma de medir la forma física que mantienes.
      Espero haberte servido de ayuda y muchas gracias por comentar.

      Un saludo.

      Responder

Deja un comentario

Nuestros últimos post